“Por fin!”, exclamó Elena Nevado al descubrir la placa con la que oficialmente inauguraba la obra de ingeniería más importante que se construye en la ciudad desde la apertura de la ronda Norte. “¡Qué bien, quién nos lo iba a decir!”, añadió la regidora municipal mientras se aproximaba a la tribuna instalada en la primera de las tres plantas del aparcamiento de la avenida Primo de Rivera, un mastodonte subterráneo, de perfecto acabado, que sorprende por su modernidad e innovación. 351 plazas, ocho de ellas para personas con movilidad reducida, iluminación que indica si la plaza está libre u ocupada, 13 puntos para recargar los coches eléctricos, un horario de 24 horas al día y un precio de 1,80 euros la hora.

El párking contará con cuatro trabajadores fijos y otros cuatro serán de refuerzo para los servicios puntuales, según explicó Javier Ovalle, gerente de la empresa constructora Riosa-Herce, que también será la concesionaria del servicio público durante 40 años, tiempo en el que explotará el aparcamiento y cederá un canon anual al ayuntamiento de 9.000 euros. Pasado ese tiempo, la gestión será del consistorio que decidirá su forma de explotación. La tercera planta del aparcamiento tiene 119 plazas y se reservan para residentes que podrán adquirir el derecho de uso por 40 años al precio de 13.600 euros. Se han vendido 30. Además, se puede hacer un abono anual por 605 euros o uno mensual por 61,55 euros.
Fuente Noticia: Periódico Extremadura, leer noticia completa aquí –>>